Recibido:  25 de abril de 2018. Aceptado: 22 de mayo de 2018.

Received: February 2nd 2018. Accepted: May 2nd 2018.

El presente texto tiene por objetivo describir los diferentes procesos mediante los cuales un conjunto de investigadores de diversas universidades públicas y privadas y provenientes de varias disciplinas de las ciencias sociales y del campo de la ingeniería computacional, trabajaron para concretar un proyecto ambicioso que fue conjuntar sus esfuerzos para analizar la comunicación e interacción de los candidatos y la candidata a la presidencia de México con los usuarios de las redes sociodigitales (RSD) en las elecciones del 2018.

The present text aims to describe the different processes by which a group of researchers from various public and private universities and from various disciplines of the social sciences and the field of computer engineering, worked in an ambitious project of analysis of the process of communication and interaction of the candidates to the presidency of Mexico with the users of social media in the 2018 elections.

Bitácora/ Comunicación política electoral/ Redes sociales digitales/Proyecto de investigación

Journal, Electoral political communication, Social media, Research project.

Explicación no pedida pero testimonio necesario

Una de las circunstancias que sucede al inicio y durante el desarrollo de los proyectos de investigación, es que no se documentan los diversos procesos mediante los cuales se ejecuta una investigación. Si bien, en la práctica investigativa se llevan minutas de las reuniones, bitácoras de campo y notas de registro de actividades, éstas no suelen ser divulgadas pues parece que no tiene sentido que se conozcan o se considera que su publicación no tiene importancia o valor metodológico.

Ciertamente este conjunto de documentación es la cañería oculta o el entretelón que hay detrás de todo pequeño o gran proyecto de investigación aun cuando la parte teórica, metodológica y los resultados, en otras palabras, el sumun de una investigación, es lo que se visibiliza.

Identificar y reconocer dicha documentación es relevante no sólo en el terreno metodológico sino también en el aspecto estructural o de las formas de organizar la producción del conocimiento. Para arribar a estos componentes del proyecto se requieren diversos acuerdos, reuniones, definición de objetivos y actividades que son fundamentales para la concreción de una investigación, más aún cuando la investigación rebasa fronteras disciplinares e institucionales, además de espacios geográficos.

Este texto tiene por pretensión describir los diferentes procesos mediante los cuales un conjunto de investigadores de diversas universidades públicas y privadas y provenientes de varias disciplinas de las ciencias sociales y del campo de la ingeniería computacional, trabajaron para concretar un proyecto ambicioso que fue conjuntar sus esfuerzos para analizar la comunicación e interacción de los candidatos y la candidata a la presidencia de México con los usuarios de las redes sociodigitales (RSD) en las elecciones del 2018.

Por lo tanto, no es un documento rigurosamente metodológico y mucho menos teórico. La intención es que pueda servir a quienes se inician en el desarrollo de un proyecto de investigación, a partir de conocer los pasos que este heterogéneo equipo de trabajo llevó a cabo para armonizar sus fortalezas, minimizar sus debilidades y diferencias para concretar las metas propuestas del proyecto de investigación planteado.

¿Quién dice yo?

Uno de los aspectos básicos de este grupo fue tener claro quiénes participarían, qué objetivos se proponían y, sobre todo, quién lideraría el equipo, así como el nombre del proyecto.

Estos aspectos fueron resueltos sin mucha discusión. Los objetivos del proyecto provenían de una propuesta que la Red de Observatorios de Medios del Consejo Nacional para la Enseñanza y la Investigación de las Ciencias de la Comunicación (ROM-CONEICC) había definido con anterioridad en torno al análisis de las elecciones presidenciales para el 2018, por lo cual este rasgo importante de la investigación estaba cubierto, expresado como:

Evaluar el modelo de comunicación política mexicano en su dimensión estructural, así como el flujo informativo de los componentes que lo conforman y determinar los niveles de calidad de la información que se entrega a la ciudadanía (Palau, 2017:2).

En este mismo sentido, el proyecto para el análisis de la comunicación política electoral en las RSD tomó su propia denominación y se intitula “Análisis del ecosistema de redes sociodigitales en el modelo de comunicación electoral implementado en la contienda presidencial de 2018”. Con lo cual, si bien se adscribe al proyecto general, asume su propia personalidad y también define su objetivo atendiendo especialmente las características del espacio virtual de estudio.

Analizar en qué medida y cómo las RSD (componente no regulado del modelo de comunicación política mexicano) tienen el potencial de promover u obstaculizar la interacción deliberativa y la calidad de la información en el proceso electoral federal de 2018 (López, 2018:1).

Al respecto, es importante reiterar que las RSD no se encuentran específicamente reguladas por la autoridad electoral, lo que permite a los candidatos a puestos de elección la posibilidad casi ilimitada para interactuar con los ciudadanos a través de los distintos espacios virtuales de interacción social y difundir contenidos que promueven y complementan sus estrategias de campaña en el ciberespacio. De tal manera que la comunicación política participa de un llamativo escenario que está reconfigurando los paradigmas comunicativos desde los que se influenciaba a la opinión pública. Y son las RSD las que protagonizan el cambio del actual ecosistema de la comunicación.

Ahora bien, el equipo de trabajo que -a partir de este momento toma la denominación de equipo de RSD- se conformó por académicos, mentores del campo profesional, asistentes de investigación y alumnos de las siguientes universidades:

Universidad Panamericana (UP): José Luis López, Jorge Acosta, Lourdes Martínez, Hiram Ponce, Antonio Salgado, Nabor Garrido, Carolina Montiel y Daniela Bermúdez, junto con estudiantes del Seminario de Comunidades Virtuales que se imparte en la Escuela de Comunicación y becarios de la Facultad de Ingeniería.

Universidad Autónoma de Coahuila (UAdeC): Nahayeli Gómez y estudiantes de la carrera de Ciencias de la Comunicación.

Universidad Autónoma de Baja California (UABC): Ángel Manuel Ortiz, Victoria Elena Santillán y Esperanza Viloria y estudiantes de las carreras de Comunicación, Psicología, Sociología y Educación.

Facultad de Estudios Superiores Aragón-UNAM (FES): María Concepción Estrada y Miguel Acosta y estudiantes de la carrera de Ciencias de la Comunicación.

Universidad Intercontinental (UIC): Cyntia Cerón y estudiantes de la carrera de Ciencias de la Comunicación.

Para articular e integrar la labor del equipo de RSD, que actualmente se conforma por más de 80 integrantes, se organizaron los siguientes grupos de investigación con sus respectivas líneas de trabajo:

Noticias falsas e iniciativa de verificación (fact-checking) / Grupo de investigación conformado por la FES Aragón y el Seminario de Comunidades Virtuales de la UP (SCVUP).

Comunicación emocional / Grupo de investigación conformado por la UABC, UIC y el SCVUP.

Interacción de los candidatos presidenciales / Grupo de investigación conformado por la UADC y el SCVUP.

Interacción ciudadana. Grupo de investigación conformado por la UIC y SCVUP.

Además, los grupos de investigación cuentan con la asesoría de un grupo de mentores en nuevas tecnologías del campo profesional.

El equipo de RSD es liderado por el doctor José Luis López. La definición del líder es un aspecto importante, en este caso se parte de la experiencia de dicho académico en la investigación sobre las RSD que data de un proyecto muy similar que la ROM- CONEICC realizó para las elecciones presidenciales del 2012 y sucesivos proyectos que el Dr. López realizó sobre las RSD.

¿Y la bitácora de trabajo?

El concepto de bitácora es muy importante para registrar las diferentes actividades que un equipo de trabajo realiza de manera intermitente en la consecución de una meta. Así lo definen Blancas Arroyo et al, (2009) como el documento que permite “llevar un registro cronológico-documental… Hoy en día continúa siendo la mejor forma de registrar los resultados y la metodología de trabajo en la investigación y actividades académicas” (p. 11).

De ahí que el equipo de RSD está documentando las diferentes reuniones presenciales y virtuales y grabando varias de ellas para dar seguimiento a los acuerdos. A partir de enero del 2018, este equipo inició sus comunicaciones y actividades por medio de dos plataformas de trabajo colaborativo. Para las primeras se utilizó el software Zoom que fue muy eficaz para poder reunir a los diferentes integrantes, ya que varios de ellos se encontraban fuera de la Ciudad de México (Torreón, Coahuila, y Mexicali, Baja California).

Este aspecto, que parece sin importancia dado el grado de avance de la tecnología, coadyuvó en gran medida para la realización de las reuniones virtuales, además de permitir su grabación para su reproducción posterior y convertirse en documentos de consulta y memoria audiovisual del proceso de investigación. A la fecha de la elaboración de este documento, el total de videoconferencias realizadas es de 35, tanto entre los integrantes de los equipos como algunas que fueron de capacitación sobre el uso de herramientas de monitoreo y análisis de redes sociodigitales (social media monitoring and analytic).

Para la gestión del trabajo colaborativo de los integrantes de los grupos de investigación se utiliza Zoho, un completo ecosistema de colaboración en la nube que permite el intercambio de información por diversos canales y la generación, clasificación, almacenamiento, distribución y acceso de documentos de trabajo.

Abrimos un paréntesis para resaltar que el uso de estas tecnologías está promoviendo además la creación de vínculos y redes de aprendizaje. Para Downes y Siemens (2004), autores del conectivismo, el aprendizaje es esencialmente un proceso de creación y gestión de redes de nodos relevantes (personas y conocimientos interrelacionados). En estas redes de aprendizaje, en las que interactúan nuestros colegas académicos, mentores y alumnos de diferentes universidades, se adquieren, crean, comparten y conectan nuevos conocimientos. Y aquí lo cerramos.

La primera reunión ya con aspectos específicos que atender fue el 10 de enero de 2018, en cuya agenda se incluía la presentación del proyecto macro de investigación de la ROM-CONEICC y, en particular, el que implicaba para este equipo de RSD. Algunos de los acuerdos sustantivos de dicha reunión fueron:

Desarrollar una investigación sobre las elecciones del 2018 siguiendo los lineamientos generales de la Red de Observatorios de Medios, pero adecuada a las líneas de investigación de los proyectos de este grupo de trabajo, que para entonces tomó el nombre de Análisis del ecosistema de redes sociodigitales en el modelo de comunicación electoral implementado en la contienda presidencial de 2018.

A su vez se definieron líneas de investigación específicas sobre las RSD y las instituciones responsables de las mismas, que se constituyeron en los grupos de investigación señalados anteriormente.

¿Y cómo nos organizamos para la chamba?

Esta es la fase de trabajo más complicada, pues implica un liderazgo que sea asertivo con los demás colegas, que tenga claro cómo lograr las metas, propicie un clima de confianza, establezca con precisión los tiempos tanto para las reuniones como para la entrega de tareas, convoque a acuerdos, integre los esfuerzos y la documentación y además convoque al trabajo colectivo sin preocuparse de los egos que son letales en el quehacer de un equipo. ¡Ah! Y además sea cordial en el trato. Esto último fue muy importante para la colaboración armónica del conjunto de integrantes, de la cual también es corresponsable nuestro colega Jorge Acosta.

Afortunadamente la sinergia entre los integrantes del equipo de RSD, que tuvo las características de ser interdisciplinar e interinstitucional, fue favorable para la consecución de las actividades, pues participaron especialistas e investigadores del campo de las ciencias de la comunicación, sociología, ingeniería computacional y psicología. No es muy común que se pueda armonizar el trabajo en un equipo con tan disímil formación y experiencia académica.

¡Manos a la obra, a trabajar!

En esta fase, a partir de la determinación de las temáticas de cada grupo de investigación de RSD, se generó un proyecto de investigación específico para el trabajo colaborativo al interior de cada uno de ellos, pues se asumía una responsabilidad sobre las tareas por realizar, pero también en el conjunto del equipo de RSD.

En ello ayudó significativamente tener claros los objetivos y metas por obtener, así como la definición de un cronograma de actividades. Asimismo, fue importante elaborar protocolos de investigación y modelos de análisis específicos para cada grupo de investigación, pero orientados por una brújula y propósito global común.

Otro aspecto significativo es que en cada grupo de RSD –como se señaló con anterioridad- se invitó a participar a estudiantes en la investigación. Esta decisión implicó, por un parte, la disposición de confiar diversas actividades a jóvenes universitarios y, por otra, capacitarlos tanto en los propósitos del proyecto como en las herramientas que se utilizarían para el análisis de la información.

Dado que el objeto de estudio es la comunicación en las RSD en las cuales los candidatos difunden sus mensajes electorales, esto mismo fue de interés y entusiasmo de los jóvenes, pues este grupo de estudiantes de las distintas universidades participantes son, por sus edades, los llamados millennials. Es decir, jóvenes acostumbrados al uso continuo de la tecnología, que tienen acceso al internet con diferentes propósitos y que además, como universitarios, las suelen utilizar para la obtención de información digital. Sin embargo, no siempre están acostumbrados a informarse sobre los temas políticos y mucho menos interesarse por actividades electorales.

A este grupo de estudiantes hubo que capacitarles sobre los objetivos del proyecto de análisis de la comunicación en las RSD, y explicarles con detenimiento qué aspectos de las líneas de investigación se abordarían, cuáles son los sustentos teóricos y metodológicos para el análisis de los mensajes electorales y finalmente prepararlos para el uso de los softwares especializados que fueron considerados para este fin.

¿A quién le toca qué? Los acuerdos de trabajo

El 7 de febrero se llevó a cabo una inducción a un software especialmente diseñado para analizar los contenidos de las RSD, en esta reunión se invitó a todo el grupo de trabajo para que conociera la herramienta y la sesión se llevó a cabo utilizando la plataforma Zoom, lo cual fue muy útil para conocer cómo o de qué manera dicho software efectúa el análisis, pero lo más importante: identificar la información que se requiere definir para alimentar al programa y así poder conocer, documentar y analizar las interacciones entre usuarios y candidatos.

La identificación de las funciones, posibilidades y requerimientos de información del software también fue de relevancia pues establecía el trabajo que previamente requerían realizar los grupos de RSD para definir categorías e indicadores de análisis con los cuales sería alimentado el programa. En otras palabras, el modelo de análisis propuesto por cada línea de investigación.

En continuidad, el 9 de febrero hubo una tercera reunión de los integrantes de los grupos de RSD y la bitácora de esa reunión da cuenta de los temas tratados, de tal forma que los acuerdos logrados muestran ya tareas y compromisos que el conjunto de los grupos de RSD asumía:

Prioridades:

Creación de un “árbol de escucha” para poder trabajar en el software Social Studio.

Diseñar una matriz en una hoja de cálculo de excel en la que se establezca cómo se categorizaría la información a recopilar en cada línea de investigación. – Confirmar los protocolos de investigación por cada equipo de trabajo.

Efectuar juntas presenciales y virtuales con cada uno de los grupos de investigación:

Viernes 16 de febrero de 12:00-13:00: Grupo de comunicación emocional (UIC, SCVUP y UABC).

Viernes 16 de febrero 13:00-14:00 Grupo de noticias falsas (FES Aragón y SCVUP).

Pendiente agendar reunión del Grupo de interacción de candidatos

Tareas:

Antonio Salgado y Jorge Acosta: Creación de glosario de términos para cada herramienta de monitoreo y análisis (Social Studio y Analytic Pro). Fecha de entrega: 13/02/18.

Obtención de keywords por candidato y por universidad: FES Aragón: Andrés Manuel López Obrador. SCVUP y Universidad Autónoma de Coahuila: José Antonio Meade Kuribreña – UIC: Ricardo Anaya. Fecha de entrega: 13/02/18

El trabajo acordado de esta reunión fue vital para avanzar en la consecución de las actividades, pues había que consensuar y aprobar los protocolos de investigación y definir la forma en que se debía de analizar el contenido de las RSD partiendo de las asignaciones de las líneas de investigación ya descritas anteriormente.

¿Seguimos conectados y trabajando?

Para el 16 de febrero hubo otra reunión vía Zoom, misma que se centró en la revisión y consenso del protocolo de investigación del tema de comunicación emocional y en esa ocasión la bitácora de trabajo que se levantó de dicha reunión fue la siguiente:

Temas tratados:

Revisión del protocolo de investigación de comunicación emocional.

Análisis de imágenes: acuerdo de no analizar por el momento “memes” ni Instagram por restricciones del software.

Revisión de la tabla de operacionalización de las seis emociones consideradas y la identificación de su expresión mediante el uso de los emoticones.

Tareas:

Incluir en el protocolo los aportes de Jonah Berger acerca de las emociones. – Establecer en el marco teórico un apartado sobre el contexto sociopolítico. – Plantear en el marco teórico los supuestos básicos sobre lo que es la comunicación política en cuanto a democracia.

Realizar un mapa de emociones.

Adelantar protocolo y tabla de operacionalización para poder realizar la prueba piloto para la fecha establecida.

Acuerdos en la división de trabajo:

UIC:

Clasificación de emojis, específicamente los relacionados con felicidad en la tabla de operacionalización.

Incluir información sobre emociones de Jonah Berger en el planteamiento del problema.

Establecer en un apartado el contexto sociopolítico para tenerlo como punto de partida en el marco teórico.

UABC:

Precisar ¿qué se entiende por comunicación emocional?

UIC y UABC:

Incorporar lo señalado por Sara Ahmed respecto al giro emocional.

SCVUP:

Clasificación de expresiones verbales relacionadas con tristeza y felicidad en la tabla de operacionalización.

Minuta de reunión: Equipo Noticias Falsas – Verificación Organización de los equipos de investigación

16 de febrero del 2018

División del equipo en dos áreas:

A. Fake-News: estudio de las noticias falsas

B. Fact-checking:guíadeverificación

PENDIENTES DESCRIPCIÓN RESPONSABLES
División de equipos Dividir a los equipos de investigación en dos ramas:

Noticias Falsas (reducido)

Verificación de contenido (amplio)

 

Asistentes de investigación

FES Aragón y SCVUP

Afinar el protocolo de investigación Revisar el protocolo y sumar aportaciones en las partes señaladas:

-Diferencias de verdad objetiva y subjetiva

-Preguntas de investigación

FES Aragón

 

 

Carpetas en Zoho Docs

Compartir la información acerca de:

– Verificación de contenido (Mapa y guía)

– Información presentada en la pasada Jornada

– Curso de fact-checking

– Plantilla para tabla de operacionalización

 

Dr. José Luis López

Daniela Rodríguez Martínez

Scarlet Alcántara

 

Tabla de contenidos

 

– Palabras clave según la tipología de Fake News (7 tipos). FES Aragón

 

Social Studio Fuentes – Listado de fuentes: Top 20 de los medios de comunicación y fuentes de las cuales se recibirá el contenido. SCVUP

 

Tabla de contenidos

Palabras clave según la tipología de Fake News (7 tipos).

FES Aragón

Social Studio Fuentes

Listado de fuentes: Top 20 de los medios de comunicación y fuentes de las cuales se recibirá el contenido.

SCVUP

Al respecto, el lector observará que hay diferentes estilos de registro de la bitácora de trabajo del grupo, lo cual es una muestra de las diferencias de cada grupo de RSD y de las personas al momento de anotar las actividades y los acuerdos. Esto también representa una flexibilidad dentro de los grupos para respetar las formas de cada participante, pues lo importante era documentar las actividades, registrar las tareas y establecer los acuerdos.

¡Y seguimos!

El 22 de febrero el grupo de Comunicación emocional tuvo una reunión más. De la bitácora de esa ocasión se desprende que el proyecto cada vez cobra mayor madurez, que las reuniones anteriores habían servido para precisar varios aspectos centrales del trabajo y que el equipo de RSD mantiene la cohesión para el trabajo, pero también su propia personalidad para asumir las tareas según las líneas de investigación propias en los grupos de RSD; de ello da cuenta la siguiente bitácora:

El presente modelo de análisis se plantea con el fin de responder al objetivo general y los objetivos específicos de la investigación; por ende, nuestras categorías e indicadores (variables) de análisis pretenden en lo general reconocer la expresión de las emociones en la campaña electoral para elegir presidente de México en el 2018 y aportar cierta racionalidad que dé cuenta de la dimensión de la comunicación emocional. De manera más concreta:

Analizar la comunicación emocional que se estableceentre candidatos y ciudadanos en las redes sociodigitales (Facebook, Twitter y YouTube)en la campaña electoral para elegir presidente de México en 2018.

Objetivos particulares:

Recuperar de las redes sociodigitales Facebook, Twitter y YouTube los mensajes relevantes publicados por los candidatos, así como las respuestas publicadas por los usuarios a los mensajes recibidos.

Identificar las emociones y la frecuencia en la que han sido comunicadas por los candidatos en los mensajes más relevantes y de mayor impacto en las redes sociodigitales.

Mostrar una cartografía del contenido emocional en las redes sociodigitales: características, frecuencia, taxonomía y textualidad por candidato, así como el perfil de los usuarios consumidores de tal contenido.

Aportar conocimiento para la comprensión de la relación existente entre política y emociones, sus rasgos, expresión y dimensiones.

I.  Sujetos de análisis

Los candidatos a la Presidencia de la República.

Los usuarios mexicanos en las redes sociodigitales. Especialmente los influencers (comunidad de deliberación o deliberativa). c) Instituto Nacional Electoral (INE)

II.  Escenarios de estudio

Redes sociodigitales:

Facebook

Twitter

You Tube

III.  Periodos de análisis

Los hitos más relevantes de la campaña electoral del 2018:

Los debates con los candidatos a la presidencia

Momentos de mayor impacto en las redes sociodigitales

El día de la elección.

¡No! Este documento a la fecha que se redacta únicamente precisa algunas de las reuniones que hemos sostenido, particularmente al inicio de las actividades y las bitácoras de las mismas que definieron aspectos centrales del proyecto denominado: “Análisis del ecosistema de redes sociodigitales en el modelo de comunicación electoral implementado en la contienda presidencial de 2018”, pero la actividad aún continua.

¿Ya terminamos? 

Realmente la actividad del proyecto apenas comienza, pues las campañas iniciaron en marzo y terminan en junio (30 de marzo al 27 de junio). Para ello, se han puesto a prueba los instrumentos diseñados por cada grupo de investigación de RSD, se están monitoreando aspectos específicos de las RSD y utilizando otras tecnologías que complementen y mejoren la arquitectura de análisis, entre otras actividades. Todo con la finalidad de estar preparados para el diluvio mediático que ocurre y está ocurriendo en la campaña electoral para elegir presidente de México para el 2018.

Este ejercicio de documentación y registro de actividades es una primera entrega de lo ocurrido, pero no por ello de menor importancia y trascendencia para el equipo RSD, pues es indicativo de la necesidad de llevar una bitácora de registro de todas las actividades que se realizan cuando se propone un trabajo colectivo que involucra a varios académicos en un proyecto que se propone el análisis de la comunicación en las RSD en una campaña electoral para la presidencia de un país y en especial México, en un momento en el cual las RSD asumen un papel preponderante para la difusión de los mensajes políticos y su interacción con los usuarios.

[1] El Seminario de Comunidades Virtuales es un espacio académico cuyo propósito es promover el estudio, la investigación y la generación de conocimientos sobre el impacto de las comunidades virtuales y las redes y medios sociodigitales en la Comunicación.

Blancas Arroyo, G., Ramírez Priego, N., Cervantes Sandoval, A. y Castillo González, M. (2009) La bitácora: significado, construcción y aplicación en la generación del conocimiento científico. FEZ, Zaragoza, UNAM: México. Recuperado de http://132.248.60.110:8081/fesz_website_2011/wp-content/uploads/2012/09/ecocuan_bitacora.pdf

Gómez, N. y López Aguirre, J. (2018). La interacción de los candidatos presidenciales de 2018 en las redes sociodigitales: propuesta de modelo de análisis. Ponencia para el Encuentro de la AMIC 2018: México.

López, J. (2018). Protocolo del proyecto Análisis del ecosistema de redes sociodigitales en el modelo de comunicación electoral implementado en la contienda presidencial de 2018, documento de trabajo. Universidad Panamericana: México

Paláu, S. (2017). Proyecto de observación: Modelo de comunicación política en las elecciones federales de 2018, documento de trabajo. ITESO: México.

Siemens, G. (2004). Conectivismo: una teoría de la era digital. Disponible en: http://clasicas.filos.unam.mx/files/2014/03/Conectivismo.pdf. Consultado el 20 de abril de 2018.

LEER MÁS ARTÍCULOS