Recibido: 1 de abril de 2021. Aceptado: 15 de abril de 2021. Publicado: 31 de mayo de 2021.

Received: April 1st, 2021. Accepted: April 15th, 2021. Published: May 31st, 2021.

La transición a la educación en línea en tiempos del coronavirus ha implicado no sólo el desarrollo de nuevas habilidades y actitudes sino la explosión de la creatividad de infinidad de profesores. De pronto, los maestros nos convertimos en aprendices de magos, y tuvimos que adaptarnos e innovar. Particularmente tuvimos que aprender a descubrir nuevas posibilidades que nos permitiesen cocrear con nuestros estudiantes un rico ecosistema de experiencias de enseñanza-aprendizaje durante la covidianidad.

En consecuencia, el objetivo del presente artículo es compartir la experiencia de aprendizaje de la gestión del modelo educativo en línea que hemos bautizado como Conectados +. Por supuesto, se exponen, con el permiso de mis estudiantes, algunas estrategias, dinámicas y actividades de interacción, cocreación y evaluación como la aplicación de un examen en díadas, en la nube y en red, sustentado en la teoría del conectivismo; así como la apropiación y articulación de un conjunto de plataformas (Zoom, Google Drive, Twitter y YouTube) y recursos tecnológicos (Jamboard, Kahoot!, Poll Everywhere y Pinpoint) que conforman el ecosistema de experiencias de enseñanza-aprendizaje de Conectados +.

The transition to online education in times of coronavirus has implied not only the development of new skills and attitudes, but the explosion of creativity on the part of countless teachers. Suddenly, teachers became magicians’ apprentices, having to adapt and innovate. In particular, we were forced to learn to discover new possibilities that would allow us to co-create with our students a rich ecosystem of teaching-learning experiences in times of COVID-19.

The aim of this article is to share the learning experience resulted from managing the online educational model that we have called «Conectados +». Several strategies and activities of interaction, co-creation and evaluation are presented, such as setting an exam in dyads – in the cloud and in a network – based on the theory of connectivism. Moreover, we describe the use of a variety of online platforms (Zoom, Google Drive, Twitter and YouTube) and technological resources (Jamboard, Poll Everywhere and Pinpoint) that make up the ecosystem of teaching-learning experiences of «Conectados +».

Educación a distancia, modelo de educación en línea, Conectivismo, e-learning, COVID-19

E-learning, distance learning, online educational model, e-learning experiences, COVID19, connectivism

INTRODUCCIÓN

Para mis alumn@s que han experimentado el Seminario de Comunidades Virtuales y Redes Sociodigitales. Gracias por sus dudas y aportaciones.

A mi esposa Rosario por aguantar mi “zoomestre” en casa.

No se trata de una era de máquinas inteligentes, sino de seres humanos que, a través de las redes, pueden combinar su inteligencia, conocimiento y creatividad para avanzar en la creación de riqueza y desarrollo social.

Don Tapscott

El inesperado periodo pandémico ha puesto a prueba a personas, gobiernos e instituciones de toda clase y de todo el orbe. En este desafiante, por no decir alucinante, e incierto escenario que ha caracterizado el comienzo del segundo decenio del siglo XXI, el sector educativo ha tenido que reinventarse.

La educación en todos los niveles de enseñanza se virtualizó de la noche a la mañana. Sin embargo, el proceso de migración de las aulas al ciberespacio no ha sido nada sencillo, particularmente, como advierte Hammersley (2014), para quienes no fuimos criados en una sociedad hiperconectada por la red.

La transición a la educación en línea en tiempos del coronavirus ha implicado no sólo el desarrollo de nuevas habilidades y actitudes sino la explosión de la creatividad de infinidad de profesores. Los retos, más allá de la adquisición de destrezas técnicas, son demasiados, pero también surgen oportunidades y se descubren ventajas para mejorar el quehacer docente (Khan, 2007; McGee y Reis, 2012; López Aguirre y Mata, 2012, y Martín, 2013).

De pronto, los maestros nos convertimos en aprendices de magos, y tuvimos que adaptarnos e innovar. Experimentamos con diversas fórmulas educativas y utilizamos plataformas y herramientas tecnológicas para promover estrategias disruptivas. Sobre todo, y aquí es donde radica nuestra aportación a este número monográfico, tuvimos que aprender a descubrir nuevas posibilidades que nos permitiesen cocrear con nuestros estudiantes un rico ecosistema de experiencias de enseñanza-aprendizaje durante la covidianidad.

En consecuencia, el objetivo del presente artículo es compartir la experiencia de aprendizaje de la gestión del modelo educativo en línea que hemos bautizado como Conectados +. Este modelo fue especialmente implementado en el Seminario de Comunidades Virtuales y Redes Sociodigitales que imparto en la Escuela de Comunicación de la Universidad Panamericana, campus Ciudad de México.

Por supuesto, se exponen, con el permiso de mis estudiantes, algunas estrategias, dinámicas y actividades de interacción, cocreación, y evaluación como la aplicación de un examen en díadas, en la nube y en red, sustentado en la teoría del conectivismo; así como la apropiación y articulación de un conjunto de plataformas (Zoom, Google Drive, Twitter y YouTube) y recursos tecnológicos (Jamboard, Kahoot!, Poll Everywhere y Pinpoint) que conforman el ecosistema de experiencias de enseñanza-aprendizaje de Conectados +.

LA TEORÍA DEL CONECTIVISMO EN LA SOCIEDAD RED

La experiencia docente que vamos a compartir sobre Conectados +, modelo que animó la generación y socialización del conocimiento durante el confinamiento sanitario por la COVID-19, está orientada por la teoría del conectivismo de Downes y Siemens. A continuación, a manera de contexto, ofrecemos una aproximación a dicho postulado teórico.

Para el conectivismo, las teorías de aprendizaje como el conductismo[1], el cognitivismo[2] y el constructivismo[3] son insuficientes para atender las promesas y desafíos que plantea la era digital, donde el aprendizaje y el conocimiento acontecen en una red de interacciones sociales físicas y virtuales, escenario que Manuel Castells (2001) bautizara como la sociedad red.

Nuestra exploración de las estructuras sociales emergentes (…) conduce a una conclusión general: como tendencia histórica, las funciones y los procesos dominantes en la era de la información cada vez se organizan más en torno a redes. Éstas constituyen la nueva morfología social de nuestras sociedades (Castells, 2001, p. 505).

En esta línea de pensamiento, Downes y Siemens (2004) apuntan que el aprendizaje es esencialmente un proceso de creación y gestión de redes de nodos relevantes (personas y conocimientos interrelacionados). Estas redes de aprendizaje pueden ser entendidas como estructuras dinámicas, autónomas e interactivas que generamos con el fin de adquirir, crear, experimentar y conectar nuevos conocimientos.

Para el conectivismo, el aprendizaje inicia cuando se sabe cómo y en dónde conectar con información relevante[4], la cual ya no sólo se almacena sino que se filtra, se clasifica y se comparte para producir nuevo conocimiento. Por tanto, las personas dejan de ser meros contenedores de información para convertirse en nodos activos de una red por donde circula el conocimiento. Y qué mejor oportunidad que aprovechar las posibilidades interactivas de las redes sociales virtuales.

DE ENTORNOS VIRTUALES A COMUNIDADES DE APRENDIZAJE

El auge de la Web 2.0, protagonizada por el rol activo del usuario como consumidor y productor de contenidos (el denominado “prosumidor”), ha facilitado el adaptar o configurar entornos virtuales de aprendizaje que suplen o regularmente complementan el quehacer en el aula. Por ejemplo, los blogs han sido transformados como entornos de aprendizaje multimedia. Esta apropiación por parte de los docentes ha provocado la proliferación de una especie en la blogósfera: el edublog o blog educativo[5].

Actualmente, las plataformas más populares de la Web 2.0 son las redes sociodigitales (con Facebook, YouTube, Instagram y Twitter a la cabeza), donde yace un capital social sin precedentes que puede enriquecer el proceso de enseñanza-aprendizaje. Y de acuerdo con Galarza (2006) es ya un lugar común mencionar que dichas plataformas virtuales tienen gran potencial para expandir, mejorar e innovar los procesos educativos. No obstante, ese potencial puede frustrarse por lo que Villalobos (2003) identificó como uno de los dilemas de la docencia en línea: saber gestionar diversas opciones tecnológicas para aprender más y mejor.

Tal cuestión plantea un doble desafío: por un lado, la creciente oferta de innovaciones tecnológicas puede agobiar y rebasar las capacidades de gestión de osados docentes que se han aventurado a incorporarlas a su labor educativa. Por el otro, la falta de competencias para el uso adecuado de estos entornos virtuales se traduce en desagradables experiencias tanto para el docente como para los discentes involucrados.

Ante tremendo reto proponemos la conversión, sin extraviar sus atributos esenciales, del docente en un facilitador y gestor de dichas plataformas digitales. Es más, pensamos en la figura de un dinamizador de comunidades de aprendizaje en línea que guíe, oriente, promueva, encauce, organice y medie las interacciones, actividades y contenidos que acontecen en los entornos virtuales.

Este dinamizador debe ser flexible y con disposición al aprendizaje continuo y con habilidades de comunicación, pues estas plataformas son conversacionales. Tener dominio de la plataforma tecnológica, aunque no necesita ser un programador ni diseñador web. Producir, pero sobre todo curar y compartir contenidos pertinentes, fomentar la cohesión de la comunidad de aprendizaje y obviamente ser un especialista en su campo de estudio.

CONECTADOS +, EXPERIENCIA EDUCATIVA EN LA COVIDIANIDAD[6]

Para trasladarnos de la teoría a la práctica, a continuación compartiremos algunos hitos de la experiencia de aprendizaje, con sus aciertos y errores, de la gestión del modelo educativo en línea Conectados +, que incluye, con el permiso de mis estudiantes, algunas estrategias, dinámicas y actividades de interacción, cocreación y evaluación, así como la apropiación y articulación de un conjunto de plataformas y recursos tecnológicos que conforman este ecosistema de experiencias de enseñanza-aprendizaje en línea.

Espero también describir nuestro rol como dinamizador de la comunidad de aprendizaje que se formó en torno al Seminario de Comunidades Virtuales y Redes Sociodigitales, que impartí de agosto a diciembre de 2020 y que continúo impartiendo de enero a mayo del 2021 en la Escuela de Comunicación de la Universidad Panamericana campus Ciudad de México.

De inicio, es importante mencionar que Conectados + es una evolución de nuestra pionera red sociodigital del Seminario de Comunidades Virtuales, entorno virtual de aprendizaje que complementó y enriqueció las clases presenciales de dicho Seminario de 2012 a 2014[7].

Imagen 1. Portada o homepage de la red social online del Seminario de Comunidades Virtuales que se construyó y gestionó en el software Ning.

Con base en la experiencia obtenida durante la gestión de la mencionada red sociodigital en Ning, que dejamos de utilizar por el incremento en el pago de la licencia, hemos ido probando, incorporando y relevando de manera paulatina diversas plataformas y recursos tecnológicos, que van desde Blogger, Moodle y Zoho hasta configurar nuestro actual ecosistema de experiencias de enseñanza-aprendizaje en línea.

Como se podrá advertir, Conectados + es la suma de diversas experiencias en el uso y apropiación de las TICs en el campo educativo a nivel universitario. De cierta manera, por las particularidades de nuestra asignatura, estábamos preparados para enfrentar la migración de nuestro Seminario al espacio virtual cuando llegó el coronavirus. Obviamente tuvimos que redoblar esfuerzos y seguimos ajustando nuestro modelo, que vamos adecuando de acuerdo con el perfil socio-tecnográfico (Li y Bernoff, 2008) de los estudiantes y la renovación e incorporación de actividades, dinámicas y recursos tecnológicos.

Conectados + es un modelo holístico en constante evolución, pero anclado al programa, objetivos y enfoque didáctico del Seminario[8]. Por tanto, el propósito de la adecuada articulación de cada una de las plataformas (Zoom, Google Drive, Twitter y YouTube) y recursos tecnológicos (Jamboard, Poll Everywhere, Kahoot! y Pinpoint) es apoyar, facilitar, complementar y fortalecer nuestra apuesta didáctica, así como crear un rico ecosistema para generar, conectar, compartir y difundir nuevos conocimientos.

En las siguientes imágenes se aprecian la estructura y elementos que integran nuestro triángulo didáctico y el conjunto de plataformas y aplicaciones tecnológicas, con algunas de sus funciones, que conforman el actual ecosistema de experiencias de enseñanza-aprendizaje de Conectados +.

Imagen 2. Estructura didáctica del Seminario. Imagen 3. Ecosistema de Conectados +.

BUENAS PRÁCTICAS DE LA GESTIÓN DE CONECTADOS+

En este apartado describiremos y ejemplificaremos una selección de prácticas que consideramos eficientes e innovadoras. Además, como parte del proceso de aprendizaje, incluiremos cómo resolvimos algunos desaciertos mediante las observaciones y sugerencias de nuestros estudiantes. La exposición incluye comentarios sobre nuestro rol como dinamizador de la comunidad de aprendizaje que se formó en torno al Seminario de Comunidades Virtuales y Redes Sociodigitales.

De entrada, la clave de la gestión de Conectados + consiste en el diseño de una adecuada y flexible estrategia que permita articular y aprovechar las cualidades de cada una de las plataformas y recursos tecnológicos involucrados. El diseño de la estrategia está orientado por los objetivos, contenidos, dinámicas y actividades del Seminario y especialmente busca potenciar los rasgos socio-tecnográficos de los estudiantes que cursan el Seminario, que en este caso pertenecen a la llamada Generación Z.

Imagen 4. Infografía de la Generación Z. Fuente: Sosa, 2021[9].

Además de conocer el perfil de nuestros alumnos y los atributos de la batería tecnológica de la que podemos echar mano, debemos pensar en Conectados + como un Lego multifuncional que vamos cocreando con nuestros alumnos y que está enmarcado en un contexto social, político, económico, tecnológico y cultural. Esta concepción ha fomentado dos logros:

a) La mayoría de los alumnos termina apropiándose del Seminario. Lo sienten algo suyo, porque con su labor, esfuerzo, ideas, contenidos, aprendizajes e interacciones han logrado que juntos desarrollemos el programa en 18 semanas de intenso trabajo online. De hecho, al final son mis alumnos los que protagonizan, con sus trabajos de investigación, la clausura del Seminario con la celebración de nuestras Jornadas de Comunidades Virtuales.

Imágenes 5 y 6. Cartel de nuestra X Jornada de Comunidades Virtuales, realizada a través de Zoom en diciembre de 2020, y una fotografía de la clausura. Se presentaron siete trabajos de investigación.

b) Involucrar el contexto nos ha permitido abordar y fomentar el estudio de fenómenos de una realidad que, en ocasiones, resulta ajena a nuestros estudiantes. Esta conexión con las circunstancias que nos rodean ha producido trabajos de investigación que se han expuesto en congresos nacionales e internacionales y que han sido publicados. Ejemplo de ello son dos trabajos realizados durante el periodo de la pandemia y que serán publicados en mayo de 2021[10].

Es importante mencionar que las piezas que componen este Lego multifuncional son constantemente remodeladas por las interacciones creativas de docente-discentes y discentes-discentes; es decir, el ecosistema Conectados + es reconfigurado por las dinámicas de aprendizaje sincrónicas y asincrónicas que avivan la generación de conocimientos mediante la conexión de documentos multimedia, conceptos, ideas compartidas y hallazgos relevantes.

Zoom, más allá de videoconferencias

Una de las piezas fundamentales de Conectados + es la plataforma de videoconferencias Zoom. Al contar con licencia se tienen interesantes posibilidades: ser el anfitrión de sesiones con minutos ilimitados con hasta cien participantes; incorporar fondos virtuales para evitar sorpresivas, y a veces nada gratas, apariciones de fondo. Pero, sobre todo, permite la creación de salas simultáneas para trabajo en equipos sin salir de la plataforma.

Por ejemplo, para responder de forma colectiva a la pregunta ¿Qué es una comunidad?[11], diseñamos[12] la siguiente actividad en equipos (que ya estaban previamente organizados). Primero explicamos a todos los alumnos conectados a Zoom la dinámica, sustentada en un sencillo método[13] utilizado para definir un concepto. Básicamente consiste en identificar la naturaleza, objeto y finalidad de dicho término para concluir formulando una definición.

Y añadimos una variante: solicitamos a cada equipo definir su concepto de comunidad desde la perspectiva de diferentes ciencias de lo humano, como la sociología, la biología, la comunicación…, para tener una visión multidisciplinaria. En total se conformaron cinco equipos, y para cada uno de ellos se creó una sala en la que trabajaron por 25 minutos. La plataforma permite que sólo el anfitrión (el docente en este caso) acceda a cada una de las salas para interactuar en privado con los integrantes del equipo y atender dudas y revisar avances de la actividad.

Tras los 25 minutos, cerramos las cinco salas y todos los alumnos regresaron a la sala principal para exponer y compartir sus definiciones, que son publicadas en el chat,[14] para poderlas analizar y concluir la actividad con un concepto consensuado por todo el grupo[15].

Otra de las ventajas de Zoom es que se pueden grabar las sesiones, lo que nos permite evaluar a posteriori la dinámica y participación de los alumnos. Contamos con una memoria audiovisual de las sesiones, que compartimos con los estudiantes, e, incluso, en algunos casos reaprovechamos para próximos cursos a través de nuestro canal de YouTube[16].

Google Drive: evaluación colaborativa y algo más en la nube

Más allá de las formidables prestaciones que ofrece como repositorio de contenidos multimedia[17] y amigable entorno para el desarrollo de proyectos y documentos colaborativos[18], nos hemos apropiado, mis alumnos y yo, de Google Drive para realizar dos dinámicas de aprendizaje en la nube: una actividad de evaluación por pares y la resolución de un examen en díadas y en red para promover la interacción de los estudiantes con el fin de generar conocimiento colectivo.

La primera dinámica consiste en la exposición por equipos vía Zoom de capítulos seleccionados de dos libros[19] y la posterior labor de evaluación, en documentos compartidos de Google Drive, de las respuestas individuales a una serie de interrogantes relacionadas con los temas expuestos. Para mayor claridad, a continuación enlistamos las fases de la dinámica, que acompañamos con algunos comentarios y enlaces para evidenciar su realización.

  1. Selección de capítulos según el número de equipos participantes, elaboración de un calendario para las exposiciones y establecimiento de indicaciones y normas de la dinámica.
  2. Previa lectura de los capítulos seleccionados, se realizan asesorías vía Zoom con los equipos expositores para la selección y orientación de los temas que se van a exponer y acordar las preguntas que los asistentes a las exposiciones (el resto del grupo del Seminario) están obligados a responder para evitar ser penalizados y les afecte en su calificación.
  3. Realización de exposiciones[20] a través de Zoom, las cuales son grabadas y compartidas en la carpeta del Seminario en Google Drive. Al término de la exposición se ofrece un espacio para preguntas y respuestas. Y al final[21] publicamos el documento que contiene las preguntas del capítulo expuesto, además de indicaciones, para que los estudiantes puedan responderlas adecuadamente.
  4. Finalmente los alumnos que expusieron se dan a la tarea de retroalimentar las respuestas que publicaron sus compañeros. Con esta segunda actividad, que realizan en un periodo posterior, complementan la calificación de esta interactiva dinámica, que como docente sólo validamos al final.

En los siguientes enlaces compartimos acceso a dos documentos donde se evidencia la evaluación colaborativa realizada por dos equipos de estudiantes de nuestro Seminario.

1) Actividad desarrollada en torno al capítulo 1. Moneda social del libro “Contagio” de Berger:

https://docs.google.com/document/d/1aWhdxaIr8QicKPPIA7h-jOdGs_9tP_vD_Z6fWmCMEhk/edit?usp=sharing

2) Actividad desarrollada en torno al capítulo 6. Conectados políticamente del

libro “Conectados”:

https://docs.google.com/document/d/19DdOrYho14FBSowRDovaGBqUTB9ekKJc8u-gjOuXe2o/edit?usp=sharing

La segunda actividad en la nube de Google Drive fue la aplicación, resolución y evaluación de un examen en díadas y en red. A continuación, describimos cómo llevamos a cabo la segunda y reciente aplicación de dicho examen online, que también acompañamos con comentarios y enlaces para evidenciar su desarrollo.

He de confesar que la primera aplicación de este examen fue complicada para mis alumnos del curso agosto-diciembre 2020 (como se infiere en el comentario de la alumna a mi tweet en la imagen 7), pero gracias a sus observaciones y sugerencias logramos una mejora (como se testimonia en los siguientes tweets de mis actuales alumnos de la imagen 8).

Imagen 7. Screenshot de un hilo de la conversación generada con una exalumna del Seminario sobre el aviso del examen que aplicamos el 17 de febrero de 2021.

Imagen 8. Screenshot de algunos tweets de mis alumnos sobre la aplicación del examen del 17 de febrero de 2021.

Proceso de aplicación de un examen en díadas, en red y en la nube

En primer lugar, contamos con una batería de preguntas abiertas[22] que seleccionamos de acuerdo con el número de estudiantes que aplicarán el examen. En este caso distribuimos las preguntas seleccionadas en cuatro clusters[23] y en cada cluster ubicamos tres díadas; es decir, tres parejas de estudiantes. Cada díada debe resolver un examen de cuatro preguntas (en promedio les llevó una hora hacerlo) y al término notificar al docente para su evaluación y si lo desean compartir en Twitter un comentario sobre la dinámica de dicho examen.

Tras evaluar los exámenes resueltos por las díadas[24], en la sesión de revisión de los exámenes a través de Zoom se solicitó a los alumnos incorporar, y, en su caso, precisar con las indicaciones del docente, sus mejores respuestas (señaladas en los exámenes) en un documento compartido en Drive denominado “Examen en red”, que contiene todas las preguntas del examen y que por obvias razones no podemos compartir. Al final el objetivo se cumplió: conectar el conocimiento para resolver de forma colectiva el examen completo.

Características del Examen en Red

  • Con base en la teoría del conectivismo
  • Mediante díadas y clusters en la nube de Google Drive
  • A libro abierto y con acceso a fuentes de consulta
  • Relación y generación de nuevos conocimientos
  • Promoción de aprendizaje colectivo
  • Duración: El periodo de la sesión: 90 minutos

Imagen 9. Fases del desarrollo de nuestro Examen en Red.

Imagen 10. Estructura de nuestro Examen en Red sustentada en la teoría del conectivismo.

Twitter: Animando la conversación y los vínculos

Esta red sociodigital es otra pieza multifuncional de Conectados +. Además de utilizar mi cuenta @jlopezaguirre como tablero de avisos y ejercer curaduría de contenidos mediante el hashtag #ParaMisAlumnos, buscamos especialmente animar entre nuestros estudiantes el análisis y la deliberación en torno a temas actuales y contenidos del Seminario.

Imagen 11. Usos del hashtag #ParaMisAlumnos en mi cuenta @jlopezaguirre de Twitter.

Al respecto, a continuación exponemos cómo impulsamos uno de nuestros Conversatorios en Twitter. Se trata de una dinámica interactiva que se origina con la visualización de un video[25] para identificar y comentar ideas relevantes y publicarlas y compartirlas en Twitter de forma precisa y concisa. E, inmediatamente, comenzar una conversación sobre dichas ideas y aportaciones mediante los comentarios e interacciones de estudiantes y docente.

Cabe mencionar que esta dinámica también busca que los estudiantes (la mayoría no se conoce cuando ingresa al Seminario) generen vínculos entre ellos a partir de sus publicaciones y comentarios. De hecho, la dinámica la realizamos en las primeras sesiones para ir construyendo nuestra comunidad de aprendizaje.

En la imagen 12 se muestran las indicaciones del Conversatorio basado en una entrevista videograbada con el Dr. Manuel Castells. Primero utilizamos Zoom y posteriormente migramos a Twitter. La dinámica[26] duró 70 minutos. En promedio los alumnos publicaron cuatro tweets: uno o dos tweets sobre ideas relevantes de Castells (no se valía repetir la misma idea) y posteriormente uno a tres tweets que comentaban los tweets de sus compañeros (la solicitud fue comentar especialmente los tweets de los compañeros que no conocían).

Imagen 12. Diapositiva de la presentación sobre la dinámica del Conversatorio en Twitter.

Seguramente, se preguntarán los lectores cómo dar seguimiento, encauzar y evaluar una conversación en tiempo real en la que intervienen e interactúan 20 o más estudiantes. La clave está en la inclusión obligada de un hashtag (#MCastells en este caso) en los tweets de los participantes. Además, como refuerzo, mencionar la cuenta del docente (@jlopezaguirre). Con el uso de un hashtag y de una @cuenta propia podemos no sólo monitorear los diversos hilos de la conversación (ver imagen 13), sino además evaluar la participación e interacción de los estudiantes con herramientas de análisis de redes sociodigitales[27] (ver imágenes 14 y 15).

Imagen 13. Uno de los hilos del Conversatorio sobre #MCastells en el que se aprecia la interacción entre cinco estudiantes del Seminario.

Usuarios lideres 16.tiff

Imagen 14. El gráfico muestra a los estudiantes que realizaron más publicaciones durante el Conversatorio. Fuente: https://es.tweetarchivist.com/ (Nota: Utilizamos la versión gratuita de esta herramienta de análisis, la cual ofrece otras visualizaciones interesantes).

 

Imagen 15. Grafo en el que se muestra del lado derecho los tres nodos (cuentas de mis alumnos) más conectados (que tienen mayor interacción) al hashtag #ParaMisAlumnos. Fuente: https://mentionmapp.com/ (Igualmente utilizamos la versión gratuita de esta herramienta).

Jamboard: Un pizarrón compartido

Además de la apropiación de las anteriores plataformas, el ecosistema de Conectados + se complementa y enriquece con la integración de otros recursos y aplicaciones tecnológicas. Para cerrar el apartado de buenas prácticas, exponemos una reciente dinámica realizada en la pizarra digital de Google que permite compartir información y opiniones en tiempo real.

A raíz de la suspensión de las cuentas de Twitter, Facebook y YouTube del entonces presidente Donald Trump, se ha desatado un intenso debate sobre la libertad de expresión en las redes sociodigitales. Al tratarse de un tema de sumo interés para nuestro Seminario, organizamos en Jamboard un foro para exponer y analizar pros y contras sobre este polémico tema. Para detonar la discusión entre los alumnos, solicitamos la lectura previa de un artículo titulado con la pregunta ¿Es deseable que empresas como Twitter puedan limitar la libertad de expresión en las redes?[28]

A continuación, muestro las indicaciones de esta actividad. El objetivo: Compartir opiniones fundamentadas sobre los dilemas que plantea la libertad de expresión en las redes sociodigitales.

Explicación de la actividad:

1) En la hoja 1 escribir en una Nota adhesiva de color amarillo (incluyan su nombre y primer apellido) su opinión si están a favor de que las redes sociodigitales puedan limitar la libertad de expresión. (Incluir el porqué).

2) En la hoja 2 escribir en una Nota adhesiva de color amarillo (incluyan su nombre y primer apellido) su opinión si están en contra de que las redes sociodigitales puedan limitar la libertad de expresión (Incluir el por qué).

3) Analizar las respuestas de sus compañer@s y en la hoja 3 escribir las Conclusiones a las que llegamos en una Nota adhesiva de color verde.

La actividad la realizamos en 25 minutos[29]. En el siguiente enlace se ofrece acceso al documento realizado: https://jamboard.google.com/d/1YpQUK_5B3Z8BbM0KrXSB5YBbI9TXNioyc2zQDelA-zc/viewer?f=0

REFLEXIONES FINALES

Luego de haber expuesto una aproximación al marco conceptual en el que se sustenta Conectados + y compartir algunas buenas prácticas, concluimos el presente trabajo con las siguientes reflexiones derivadas de la experiencia de gestión de este modelo educativo cocreado en la covidianidad.

Resulta innegable que el sector educativo ha tenido que reinventarse y no volverá a ser el mismo. Esta sacudida provocada por la pandemia no es momentánea, nos obliga a repensar (ojalá lo hagamos de forma colectiva) constantemente nuestro quehacer docente; a navegar todos los días en aguas turbulentas (un mar en calma nunca hizo buenos marineros). Y especialmente a reaprender (aprender de formas distintas a la que estamos acostumbrados) a trabajar codo a codo con nuestros alumnos, no importa si se trata de un curso presencial, en línea o híbrido. El resultado, créanme, es gratificante y fructífero.

Viví y atestiguo la crisis por la que atraviesan los medios de comunicación. Y aprendí que los medios que no sobrevivieron fue porque desestimaron las señales del cambio, pensando que era pasajero. Y porque apostaron por invertir sólo en tecnología e infraestructura y se olvidaron de su activo principal: su capital humano. Deseo que al sector educativo no le pase lo mismo. Lo cierto es que el ecosistema mediático se compone de nuevos e impensables jugadores, y me parece que el ecosistema educativo atraviesa por una transformación similar.

La gestión de Conectados + me recuerda continuamente que el ejercicio docente es compartido, multilateral y reticular, pero sobre todo se trata de un servicio que demanda tiempo, esfuerzo, compromiso, empatía, creatividad, solidaridad y valentía. Por ello, debemos conocer lo mejor que se pueda a nuestros estudiantes (más allá de los rasgos socio-tecnográficos que menciono). Debemos conectarlos al proceso de enseñanza-aprendizaje; creer en ellos, delegarles tareas y desafiarlos. Me gusta decir que mis alumnos son mis cómplices. Y sobre todo, como diría mi querido mentor Don Paco Gómez Antón, guiarlos y motivarlos.

Puedo asegurar que la experiencia con Conectados + ha sido muy enriquecedora, tanto para el docente como para los discentes involucrados. Sin embargo, también ha sido un enorme desafío, que por cierto está por encima del uso de las tecnologías. Como apunté: la clave está en la planeación de una pertinente y flexible estrategia que nos inspire y posibilite conectar y articular de manera armónica objetivos, contenidos y dinámicas del programa educativo, con plataformas y recursos tecnológicos que respondan al perfil de nuestros estudiantes.

Por tanto, para aprender más y mejor concebimos el modelo de enseñanza-aprendizaje como un Lego multifuncional, con la capacidad de reconfigurarse según las necesidades, propósitos educativos y dinámicas de aprendizaje sincrónicas y asincrónicas. Que pueda adecuarse a las características, limitantes y cualidades relacionadas con el docente, discentes y plataformas y herramientas tecnológicas. Se trata también de ofrecer un escenario lúdico y con gran plasticidad para ser remodelado por las apropiaciones e interacciones creativas de docente-discentes y discentes-discentes.

Y finalmente, para completar nuestra perspectiva educativa, consideramos la evaluación no sólo como un instrumento unilateral de medición, más bien como una espiral en la que el conocimiento asciende impulsado por la necesidad individual y colectiva de mejora, que se advierte a través de integrar autoevaluación, evaluación colaborativa (entre estudiantes) y la evaluación realizada por el docente de forma individual y colectiva.

 

NOTAS AL PIE DE PÁGINA

  1. Modelo que se basa en el estímulo y la respuesta. Si la conducta cambia o la respuesta es la esperada por quien provoca el estímulo, entonces se habla de aprendizaje; es decir, el aprendizaje es un cambio perdurable en la conducta (Schunk, 1997).
  2. Propone que las personas procesan y organizan información, para después reestructurarla y reorganizarla, y de esta manera construyen en forma dinámica el conocimiento (Santillana, 2003).
  3. Establece que cada aprendiz construye su propio conocimiento con base en experiencias previas.
  4. Recomendamos la lectura de “Aprender a leer los nuevos medios. Hacia una estrategia de curaduría de contenidos digitales”. Disponible en:https://www.researchgate.net/publication/323613092_Aprender_a_leer_los_nuevos_medios_Hacia_una_estrategia_de_curaduria_de_contenidos_digitales
  5. La importancia del uso del blog en el ámbito educativo cobró tal relevancia que en el 2010 se celebró la cuarta edición del Premio Espiral de Edublogs.
  6. El término covidianidad, neologismo formado por acronimia de los términos COVID-19 y cotidianidad, alude a la transformación que experimentan la mayoría de las actividades diarias como consecuencia de las medidas para prevenir el avance del coronavirus.
  7. Para más información sobre la que fue una de las primeras iniciativas docentes de e-learning en las Ciencias de la Comunicación en México, ver artículo: “Red social online como entorno virtual de aprendizaje”. Disponible en:https://www.academia.edu/5884712/Red_social_online_como_entorno_virtual_de_aprendizaje
  8. El Seminario de Comunidades Virtuales y Redes Sociodigitales es un espacio académico cuyo propósito es promover el estudio, la investigación y la generación de conocimientos sobre el impacto de las comunidades virtuales y las redes sociodigitales en la Comunicación mediante la guía del profesor y la colaboración de los alumnos. Acceso a la presentación de Introducción al Seminario: https://drive.google.com/file/d/13TfZdvsMnlnsjyTWwPxUWBY3NnofOiSf/view?usp=sharing
  9. Infografía elaborada por la Mtra. Laura Sosa para su Tesis doctoral “Recomendaciones estratégicas de comunicación para mejorar la experiencia de incorporación de la Generación Z al sector bancario mexicano”, que será defendida a finales de abril 2021 y de la cual soy director.
  10. Se trata de “La presencia de la mujer en las cuentas de Twitter de cibermedios mexicanos en el contexto de la COVID-19” y “De la cancha a la twitósfera en tiempos del coronavirus. Análisis de las cuentas de los cuatro grandes del futbol mexicano en el Torneo Clausura 2020”, capítulos en coautoría que serán publicados por Ria Editorial y la Asociación Mexicana de Investigadores de la Comunicación (AMIC).
  11. Como parte de nuestra estrategia, aplicamos en varias sesiones del Seminario el método mayéutico.
  12. Primero elaboramos a mano un guion que comprende el resultado de aprendizaje (el objetivo que pretendemos lograr en la sesión), las fases, tiempos estimados, contenidos involucrados, relación con otras plataformas o recursos tecnológicos y la interacción que esperamos fomentar entre los estudiantes. El guion es un instrumento muy valioso, pues nos ayuda a organizar la actividad, ajustar los contenidos, articular los recursos tecnológicos y a prever inconsistencias.
  13. Con base en el aprendizaje de una experiencia anterior, publicamos con antelación la presentación en PowerPoint con las indicaciones de la actividad, el método y un ejemplo (donde definimos qué es periodismo) en la carpeta compartida del Seminario en Google Drive para facilitar la realización adecuada de la actividad.
  14. Aprovechamos el chat de Zoom para incentivar la participación de los estudiantes, cuyas aportaciones posteriormente evaluamos con el apoyo de una herramienta de inteligencia artificial que estamos probando.
  15. Concepto de comunidad acordado con el grupo que cursó el Seminario de agosto a diciembre de 2020: La comunidad es una forma de organismo social en el que la tríada unidad-comunicación-solidaridad promueve y crea la identidad de un grupo de personas vinculadas por características, intereses y objetivos comunes, que conviven bajo normas, principios y compromisos, con el propósito de lograr el bien común de la persona y de la propia comunidad.
  16. Nuestro canal de YouTube: https://www.youtube.com/channel/UCnQdCQjQdDX3v5hmYeG7qrA Nota: Algunos videos no están accesibles, ya que los vamos habilitando cuando lo requerimos.
  17. Mi unidad almacena 321 gigabytes de información sobre cursos y proyectos de investigación que ido subiendo a lo largo de mis 15 años de trayectoria académica.
  18. En esta plataforma hemos desarrollado dos libros, varios capítulos y ponencias en coautoría. Actualmente estamos trabajando en un tercer libro en el que colaboran seis docentes y 20 alumnos de cuatro universidades mexicanas.
  19. “Conectados”, de Christakis y Fowler (retomamos el título de este libro para bautizar nuestro modelo educativo en línea) y “Contagio. El poder del boca a boca en la comunicación viral”, de Johan Berger.
  20. Sus exposiciones incluyen contenido multimedia y algunas actividades acordadas durante la asesoría. Por ejemplo, aplican un Kahoot! (https://kahoot.it/) para reforzar algunos conceptos significativos y evaluar la participación de sus compañeros. La ventaja de esta herramienta gratuita es que los alumnos pueden participar desde sus teléfonos móviles y seguir conectados a Zoom.
  21. Anteriormente publicábamos dicho documento antes de la exposición; sin embargo, una alumna nos hizo notar que sus compañeros estaban contestando las preguntas durante la exposición y no ponían atención a toda la presentación. Cabe subrayar que durante las exposiciones, como docente utilizamos el chat de Zoom para reiterar, complementar e incluso corregir algunos puntos que se están exponiendo, así como para motivar a los expositores a través del chat privado.
  22. Estas preguntas abordan los conceptos e ideas clave sobre la teoría del análisis de redes sociales y sobre el capítulo 1 del libro “Conectados” (previamente leído por los alumnos y expuesto por el docente). Para motivar la relación de conocimientos, cada díada debía fundamentar y complementar sus respuestas con base en dos documentos colaborativos que ellos mismos desarrollaron con la guía e interacción del docente: Aportaciones sobre el texto Breve historia del análisis de redes sociales y Aportaciones sobre el Webinar: La teoría y método del análisis de redes sociales.
  23. Con el propósito de que los estudiantes asimilen y experimenten de forma práctica algunos conceptos de la teoría del análisis de redes sociales, en los que se sustenta el examen, incorporamos algunos términos en el diseño y en la propia dinámica de resolución del examen. Por ejemplo, concebimos el examen como una estructura ramificada y utilizamos los términos díadas y cluster (grupo de nodos que colaboran para obtener beneficios comunes, en este caso resolver el examen completo).
  24. Como ejemplo, compartimos acceso a uno de los exámenes respondido y evaluado por este docente: https://docs.google.com/document/d/1dO66seuASlFoUzwtJ3Q2boQiyEP2zeKHrzmiNKmbFOM/edit?usp=sharing
  25. O podría ser la lectura previa de algún artículo académico o periodístico, o la escucha y análisis de algún podcast; en fin, el objetivo es que el alumno esté previamente documentado por un contenido seleccionado por el docente para poder participar en la deliberación.
  26. Al principio nuestro papel como docente es animar la conversación mediante dar Me gusta a los mejores tweets (acción que replican los alumnos con sus compañeros). Luego, durante el desarrollo y después del cierre del Conversatorio, nos dedicamos a encauzar la conversación y mediar algunas interacciones: precisamos y corregimos algunos tweets y formulamos preguntas para que los alumnos complementen sus aportaciones. Cabe señalar que concluida la actividad generalmente un 25% de los alumnos ya no atiende los comentarios del docente.
  27. Más adelante los estudiantes utilizarán algunas de estas herramientas en sus proyectos de investigación, así que aprovechamos para mostrarles el tipo de análisis y visualizaciones que les pueden ofrecer.
  28. Entrevista realizada al colega Pablo Boczkowski, profesor en Comunicación digital de la Northwestern University. Disponible en: https://www.rfi.fr/es/programas/enfoque-internacional/20210112-es-deseable-que-empresas-como-twitter-puedan-limitar-la-libertad-de-expresi%C3%B3n-en-las-redes?ref=tw
  29. Lo novedoso de esta actividad es que a través de Zoom podía observar y orientar la evolución de la dinámica en tiempo real. Además, como se trata de un documento compartido en la nube, todos los participantes tienen acceso a las contribuciones individuales.
  • Castells, M. (2001). La era de la información. La sociedad red. México: Siglo XXI.
  • Charlene, L. y Bernoff, J. (2008). El mundo groundswell. Empresa Activa. Barcelona.
  • Galarza, D.  (2006). Las escuelas en la sociedad de redes. México: Fondo de Cultura Económica.
  • Hammersley, B. (2014). 64 cosas que debes saber sobre la era digital. Cómo enfrentar el futuro sin miedo. México: Océano.
  • Khan, B. (2007). Flexible learning in an information society. Hershey, PA: Information Science Publishing.
  • López Aguirre, J. L., & Mata Sánchez, G. (2012). Red social online como entorno virtual de aprendizaje. Hospitalidad ESDAI, (22), 95-113. Recuperado a partir de https://revistas.up.edu.mx/ESDAI/article/view/1554
  • Martín, E. (2013). El aprendizaje mixto en la preparación de la Prueba de Acceso a la Universidad en Lengua Inglesa: Aportaciones de un estudio experimental. Porta Linguarum, (19), 71-85.
  • McGee, P. y Reis, A. (2012). Blended course design: A synthesis of best practices. Journal of Asynchronous Learning Networks, 16(4), 7-23.
  • Santillana. (2003). Diccionario de las ciencias de la educación. México: Santillana.
  • Schunk, D.H. (1997). Teorías de aprendizaje. México: Pearson.
  • Siemens, G. (2004). Conectivismo: una teoría de la era digital. Disponible en: www.diegoleal.org/docs/2007/Siemens(2004)-Conectivismo.doc. Consultado el 22 de marzo de 2011.
  • Villalobos. P. (2003). Educación y estilos de aprendizaje-enseñanza. México: Publicaciones Cruzo.
LEER MÁS ARTÍCULOS