Recibido: 27 de febrero de 2020. Aceptado: 7 de marzo de 2020.

Received: February 27th 2020. Accepted; March 7th 2020.

La presente investigación tiene como objeto presentar un sistema metodológico para la creación de los Sistemas de Información Histórico Fotográficos (SIHF). Para ello, se presentan los recursos empleados, documentales y tecnológicos, para la creación de un SIHF aplicado al estudio de los oficios municipales en la historia local. La creación de un corpus documental, el tratamiento documental, la confección de un gestor documental automatizado y la extracción de los datos, elementos básicos del análisis, son los elementos que sustancian nuestro SIHF. Se concluye afirmando que los SIHF son el resultado de vincular los recursos metodológicos documentales a los tecnológicos, siendo ambos imprescindibles para el cumplimiento de los objetivos propuestos.

This study presents the methodology employed to create the Sistemas de Información Histórico Fotográficos (SIHF) (Historical-Photographical Information Systems). It discusses the documental and technological resources utilized for the creation of a SIHF applied to the study of the trades in local history. Further elements include creating a documental corpus, data processing and analysis, as well as implementing an automated data retrieval and processing manager. The conclusion obtained is that SIHF are made possible by an adequate combination of methodological and technological resources and skills.

documentación fotográfica; fotográfico; historia local; sistema de información documental

Photographic documentation, Local history; Documental information system

INTRODUCCIÓN

Todo ello nos ha llevado a plantearnos los siguientes objetivos:

  1. El primero consiste en crear un corpus documental fotográfico. En nuestro caso, para ejemplificar lo que pretendemos, nos basaremos en fotografías de los oficios que se realizaban en Los Santos de Maimona, pueblo de la provincia de Badajoz (España) desde principios del s. XX..
  2. El segundo objetivo será elaborar un Sistema de Información Histórico Fotográfico (SIHF) que nos permita tratar documentalmente la información fotográfica. Para ello, se propone como objetivo un Gestor Documental Automatizado que posibilite el tratamiento y el análisis temático.

Nuestro SIHF querrá, en consecuencia, transformar los documentos fotográficos que versen sobre oficios municipales en información documental, que previamente tratada, pueda ser base para la investigación histórica.[1]

 

LA CREACIÓN DE UN SHIF: EJEMPLO DE GESTOR DOCUMENTAL PARA EL ANÁLISIS DE LOS OFICIOS MUNICIPALES

Pretendemos a continuación exponer de forma sintética los recursos metodológicos que se han seguido para el cumplimiento de los objetivos propuestos. De esta forma, desarrollaremos el proceso de creación de nuestro SHIF:

  • Para el primer objetivo, consistente en la creación de un corpus fotográfico, se ha seguido una metodología de carácter documental basado en la búsqueda, identificación y recuperación de las fotografías relacionadas con los oficios y su consecuente descripción.
  • Y para el segundo objetivo, basado en la confección de un SID, los recursos metodológicos utilizados son dos: los de carácter documental, cuyo resultado es la búsqueda y recuperación de la información mediante descriptores relacionados en una ontología semántica, y, naturalmente, las tecnologías de la información, aglutinando todo el proceso en un gestor documental automatizado.

Precisamos a continuación lo expuesto de forma más exhaustiva.

LA METODOLOGÍA DOCUMENTAL

Ha consistido en los siguientes procesos:

  • localización y recuperación de fotografías de los oficios y confección de un corpus fotográfico. Ciertamente, es normal encontrar ciertas dificultades para su elaboración. En nuestro caso, tales dificultades partían de la inexistencia de algún organismo oficial, público o privado, donde se conservaran las fotografías, o algún centro encargado del tratamiento de las mismas. Lo poco que encontramos fueron algunas monografías, que, de forma tangencial, recogían imágenes antiguas. Así, encontramos fotografías dispersas, en manos de particulares que atesoraban un gran número de imágenes de gran valor informativo, pero sin normalizar. A todo ello, hay que sumar, en este tipo de trabajos, la desconfianza y el recelo que normalmente muestran los propietarios de la documentación. La búsqueda se debe realizar en diferentes frentes:
    • personas físicas, que se logran identificar, con nombres, apellidos y, cuando es posible, con un cualificador que mencione su carácter profesional o el parentesco con los verdaderos propietarios de las fotografías, y que lo expondremos entre paréntesis;
    • fotografías cedidas por instituciones, tanto públicas (colegios, archivos, etc.) como privadas (menor cantidad);
    • y fotografías provenientes de otras fuentes informativas que, habitualmente sin pretender el objetivo que ahora nosotros buscamos, incluyen fotografías que son útiles para nuestro propósito.

Para describir cada unidad documental hemos seguido la siguiente ficha de análisis (tabla 1 y figura 1):

ÁREAS SUBÁREAS DESCRIPCIÓN
1.     ÁREA DE IDENTIFICACIÓN Código de referencia Es la signatura de la unidad documental, y será un código de letras y números
      Título

·      Mención de responsabilidad

Estará relacionado con el contenido de la foto, será conciso e irá en lenguaje natural. Será el productor y el fotógrafo.
      Fechas Momento en el que fue tomada la foto.
·      Volumen y soporte

·      Tipo de imagen

 

 

Si la foto está en negativo o en positivo.

·      Tipo de soporte

 

 

Tipo de materia física sobre la que está fijada la imagen: papel o cristal.
·      Tono de la imagen

 

 

Característica cromática de la foto: blanco y negro o en color.
·      Tipo de plano

 

 

 

Consiste en realizar una descripción del contenido icónico de la foto, que le da sentido particular a la misma.
·      Género de la fotografía Son los diferentes temas tratados en la foto.
2.     ÁREA DE CONTEXTO Nombre del propietario Contiene información del origen y custodia de la imagen.
3.     ÁREA DE CONTENIDO Y ESTRUCTURA Alcance y contenido Esta área está fusionada con el área de título, aunque son distintos. Por este motivo los títulos son más amplios.
4.     ÁREA DE CONDICIONES DE ACCESO Y UTILIZACIÓN Características físicas y requisitos técnicos Situación física en las que se encuentra la foto que vamos a describir y su estado de conservación.
5.     ÁREA DE DOCUMENTACIÓN ASOCIADA Indica la existencia de copias de las unidades que se están describiendo.
6.     ÁREA DE NOTAS Contiene información especial y otra que no ha podido incluirse en ninguna otra área.
7.     ÁREA DE CONTROL DE LA DESCRIPCIÓN Información relativa a la descripción archivística.

Tabla 1. Ficha fotográfica (elaboración propia)

 

Figura 1. Ficha para la descripción de las fotografías (elaboración propia).

  • Por otro lado, hemos considerado como imprescindible la creación de un lenguaje normalizado mediante descriptores que permitan la creación de una ontología semántica. Para ello, extrajimos descriptores representativos (figura 2 y 3), y los convertimos en puntos de acceso para establecer la búsqueda y recuperación de la información conetnida. Obviamente, eliminamos previamente la ambigüedad. Para la descripción de las fichas, se usaron cuatro tipos de descriptores: onomásticos, que se aplican a nombres de personas y familias; los de entidad, que se aplican a un organismo o grupo de personas conocidos por un nombre determinado; los de materia, que son sustantivos o expresiones sustantivadas con una fuerte carga informativa que reflejan el contenido de los documentos; y por último los descriptores geográficos, que son los nombres propios de lugares a los que se hace referencia en los documentos fotográficos,

Figura 2. Descriptor de materia (elaboración propia).

Figura 3. Descriptor onomástico (elaboración propia).

 

LA APLICACIÓN TECNOLÓGICA

Las tecnologías de la información, en estricto sentido, ya no deben considerarse un recurso metodológico dado que han pasado a formar parte, de forma intrínseca, del propio proceder documental. No obstante, sí cabe decir que para que un SI responda a sus objetivos se debe generar una aplicación tecnológica versátil, que nos ofrezca la información contenida en los documentos, y que permita actualizaciones, ampliaciones y búsquedas de información aleatoria, tanto por las características informativas que almacene el sistema, como por las herramientas documentales que se incluyen. En cualquier caso, el objetivo de tales sistemas, como ya ha quedado dicho, no será otro que el de resolver las necesidades documentales de los usuarios y convertir los documentos en información que será utilizada por el investigador para producir otra nueva. Para ello, es necesario tener esa documentación debidamente conservada, como principal pieza de esta cadena documental.

Para su formalización, se ha seguido el siguiente método de trabajo:

  • creación de una herramienta de control terminológico basada en conceptos, es decir, un tesauro basado en descriptores que posibilitan el control terminológico. Esto nos permite neutralizar la sinonimia y la polisemia, características inherentes al lenguaje natural, que dificultan la precisión de la indización y recuperación de la información. Dicho tesauro (figura 4) se ha incorporado al gestor, con tres objetivos fundamentales: enriquecer la funcionalidad de la estructura a partir de la hipertextualidad, lo que se traduce en el establecimiento de hipervínculos entre todos los elementos; reducir los costes de actualización y mantenimiento que se puedan realizar en un futuro; y permitir la posible aplicación de medidas de reutilización e interoperabilidad en el momento de planificar y construir. Con ello, se posibilita el aprovechamiento y enriquecimiento de la información conceptual y lingüística ya generada para otros recursos.

Figura 4. El tesauro (elaboración propia).

  • Además del tesauro, otra de las herramientas que se ha utilizado para elaborar el SIHF ha sido un gestor documental automatizado y realizado con una base documental fotográfica, recopilada a través de diversas fuentes. Las fotografías aportadas se han catalogado, fechado e interpretado y se han utilizado como base de la investigación. Las fotografías se han incluido en un gestor avanzado, que facilita el empleo de las mismas. A su vez, está formado por:
    • Una base de datos principal, compuesta por tablas y las relaciones entre ellas (figura 5). De la tabla principal, que es donde está la documentación principal de las fotografías, surgen otras tablas secundarias que facilitan otro tipo de información importante sobre las mismas, como el tamaño, la materia de la que están hechas, etc.
    • Y por una aplicación web, que es el interfaz entre la base de datos fotográfica y las peticiones que realizan los usuarios. Se encarga de trabajar con los datos, elaborar informes y mostrar la información que le solicita el usuario en cada momento. Además, se encarga del mantenimiento de la base de datos principal Create, Read, Update and Delete (CRUD).

Figura 5. Tabla de la base de datos, sus campos y las relaciones entre ellas (elaboración propia).

EL ANÁLISIS

Tras la creación del SIHF es posible realizar el estudio propuesto. El sistema nos permite extraer datos que después deben analizarse. En nuestro caso se ha obtenido información sobre distintos aspectos de las fotografías (figura 6):

  • Aspectos formales. Nos han facilitado información sobre sus características físicas como pueden ser el tipo de imagen, el tipo de soporte, el tipo de tono, el tipo de plano, el género, el estado físico de conservación y el tamaño de la fotografía.
  • Aspectos cronológicos. Nos han permitido estudiar los periodos de tiempo que queríamos analizar en cada momento.
  • Datos sobre los propietarios de las imágenes que forman la colección y su relación con el oficio que aparece en la fotografía.
  • Datos sobre los fotógrafos o autores de las imágenes recopiladas, incluyendo a los no hemos podido identificar (desconocidos).
  • Datos sobre los oficios encontrados en las fotografías, que hemos aglutinado en doce sectores productivos genéricos, es decir en doce campos semánticos que les aportan cohesión a todos ellos y un vínculo en común.
  • Finalmente, datos históricos, donde se especificarán aquellos temas que son relevantes para el análisis histórico y que son susceptibles de exámenes particulares. Nosotros los hemos englobado en razón de su importancia en:
    • Temas naturales o principales: son aquellos para los que consideramos que nuestra fuente es nuclear, como es el caso de la agricultura o de las cuestiones relacionadas con el arte, la cultura y la educación.
    • Temas preferentes o secundarios, en lo que sin ser sustancial nuestra fuente, su consulta es relevante, como, por ejemplo, el estudio de la artesanía, la alimentación, el comercio o la industria.
    • Y, finalmente, otros temas para los que nuestra SIHF es poco relevantes pero que puede usarse para aseverar o argumentar alguna cuestión, como es el caso del deporte, la ropa, el urbanismo, etcétera.

Figura 6: El análisis a través de nuestro gestor documental (elaboración propia).

Conclusiones.

De este breve ensayo metodológico, podemos concluir:

  1. La fotografía es una fuente de enorme interés para el estudio de la historia local, dado que en ella está contenida abultada información sobre numerosos contenidos históricos. En nuestro caso, ha sido de utilidad para el análisis de los oficios municipales.
  2. Los SIH resultan ser instrumentos de utilidad para la investigación del patrimonio fotográfico, al facilitar al investigador interesado la información contenida en la documentación fotográfica, con el objeto de crear nueva información científica.
  3. Los SIHF es el resultado de vincular los recursos metodológicos documentales a los tecnológicos, siendo ambos imprescindibles para el cumplimiento de los objetivos propuestos. La identificación y confección de un corpus documental, el establecimiento de un sistema de búsqueda y recuperación normalizado, o la inclusión de diferentes bases y productos tecnológicos con diferentes utilidades y recursos son fruto del SIHF ideado.
  4. La elaboración de un SIHF (figura 7) es un método fiable para la búsqueda y recuperación del patrimonio fotográfico y para su análisis histórico. La creación de un corpus documental, el tratamiento documental, la confección de un gestor documental automatizado y la extracción de los datos, elementos básicos del análisis, son los elementos que sustancian nuestro SIHF.

Figura 7. El gestor documental automatizado (elaboración propia).

 

 

[1]Bayod Camarero, Alberto. “La fotografía histórica como fuente de información documental”. http://docplayer.es/9019719-La-fotografia-historica-como-fuente-de-informacion-documental.html; Codina Bonilla, L. “La naturaleza de la recuperación de la información: implicación para el diseño de sistemas de información documentales”. IV Jornadas Españolas de Documentación Automatizada. Gijón, 1994, págs.123-141 ; García Marco, Francisco J. “Los Sistemas de información histórica: una nueva frontera en la construcción científica de la historia”. <https://dialnet.unirioja.es/descarga/articulo/2245396.pdf>; Moreiro Gonzalez, J.A. “Los sistemas de información documental: consideraciones sobre sus características, concepto y funciones”. Boletín Millares Carlo, 1995, nº 14, p. 137. También de nuestra autoría. Como ejemplo:  VIVAS MORENO, A “Sistema de información histórica para la colección de papeles varios del Archivo Histórico de la Universidad de Salamanca”, en Scire: Representación y organización del conocimiento, Vol. 7, Nº 2, 2001, págs. 131-150.

Bayod Camarero, A. “La fotografía histórica como fuente de información documental”. http://docplayer.es/9019719-La-fotografia-historica-como-fuente-de-informacion-documental.html. [Consulta: 15/6/2016].

Bayod Camarero, A. (2009) “La fotografía y su reflejo social. Belmonte (1860-1940)”.  Asociación Cultural “Amigos del Mezquín”, Belmonte (Teruel), p. 544.

Benavides Solís, J. (1995).“Siete enunciados sobre la Teoría General del Patrimonio Cultural”. Boletín del Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico, nº 12.

Castellano Gámez, M.; Sánchez Martínez, J. (1996).“Apuntes para la gestión del patrimonio histórico desde una perspectiva municipalista”. Boletín Informativo del Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico, nº 17.

Cerdá Días, J. (2000). El archivo municipal y su relación con los ciudadanos. Lligall.

Codina Bonilla, L. (1994). “La naturaleza de la recuperación de la información: implicación para el diseño de sistemas de información documentales”. IV Jornadas Españolas de Documentación Automatizada, Gijón.

García Marco, F. “Los Sistemas de información histórica: una nueva frontera en la construcción científica de la historia”. <https://dialnet.unirioja.es/descarga/articulo/2245396.pdf>. [Consulta: 2/2/2017]

Moreiro González, J. (1995). “Los sistemas de información documental: consideraciones sobre sus características, concepto y funciones”. Boletín Millares Carlo, nº 14, p. 137.

Muro Castillo, M. (2009). Fotografía en Extremadura hasta 1951. Colección cuadernos populares. Editora Regional Extremeña.

Muro Castillo, M. (2000). La fotografía en Extremadura, 1847 – 1951. Editora Regional Extremeña.

Pacheco Valero, I.. Una estrategia metodológica para el conocimiento de la identidad cultural.(Tesis en opción al título académico de Master en Ciencias de la Educación Superior en la Mención de Docencia Universitaria e Investigación Educativa, Ciudad de la Habana, enero, 2003). Habana, Universidad de Ciencias de la Educación Superior, 2003.

Pinto Molina, M. (1991). Análisis documental. Fundamentos y procedimientos. Madrid, EUDEMA, S.A.

Ruiz Rodríguez, A.  (1995). Los Sistemas de información histórica: entre la archivística y la historia. Manual de Archivística. Madrid, Síntesis.

Valle Gastaminza, F.  (1999). Manual de documentación fotográfica. Madrid, Editorial Síntesis.

ARTÍCULOS EN ESTE NÚMERO